lunes, 22 de mayo de 2017

Misa de Rogativas Exaudivit. Letanías mayores y menores.


In Litániis Majóribus et Minóribus
In Litaniis maioribus statio adS.Petrum.
Et in minoribus ante Ascensionem: feria II Rogationum, statio ad S. Mariam maiorem; feria III, statio ad S.Ioannem in Laterano; feria IV, statio ad S.Petrum.
II classis, paramenta violacea
                                                        
LAS LETANÍAS MAYORES tienen origen en la fiesta pagana que se celebraba en Roma el 25 de abril llamada fiesta de las Robigalia, y ésta consistía principalmente en una procesión, que, saliendo de la ciudad por la puerta Flaminia, se encaminaba al puente Milvio, para terminar en un Templo suburbano, sito a la Vía Claudia, y allí se inmolaba una oveja en honor de un dios o de una diosa Robigo. Así que la Letanía Mayor no consistió sino en sustituir con una ceremonia cristiana la anterior pagana. El recorrido de la procesión lo conocecemos por una convocatoria de San Gregorio Magno, siendo casi el mismo que el de la procesión pagana. Todos los fieles cristianos de Roma iban a la Iglesia de San Lorenzo in Lucina, la más próxima a la puerta Flaminia. La procesión salía por esa misma puerta, hacía estación en San Valentín, atravesaba por el puente Milvio, y de allí torcía a la izquierda en dirección al Vaticano. Después de deternerse junto a una cruz, entraba en la Basílica de San Pedro, en donde se celebraban los Divinos Misterios. Estas letanías se rezaban en toda la Iglesia para ahuyentar los malos temporales y atraer las bendiciones de Dios sobre las mieses. "Dígnate, Señor, conservar y dar los frutos de la tierra; te rogamos, Señor que nos oigas" canta la Iglesia al recorrer procesionalmente los campos.

Las letanías mayores tienen ocurrencia perpetua con la fiesta de San Marcos Evangelista (II clase). En aquellos lugares donde se realice la procesión de las letanías, a continuación debe celebrarse la misa de las Rogativas EXAUDIVIT, con la conmemoración de la fiesta de san Marcos, evangelista. En misa que sigue a la procesión, se omite las oraciones al pie del altar hasta el Oramus te incluido. En el oficio, aquellos que están obligados al rezo del breviario y no participan en la Procesión deben recitarlas privadamente después del "Benedicamus Domino" de laudes.
Si el 25 de abril es domingo de Pascua o el Lunes de Pascua, se transfieren al martes, con la misa de la octava; lo mismo si la coincidiese con una fiesta de I clase.

LAS LETANÍAS MENORES O ROGATIVAS son las preces con las que Iglesia suplica a Dios el perdón de sus pecados y las bendiciones para las cosechas. Se llaman letanías menores para diferenciarlas de las letanías mayores (25 de abril) que son de carácter obligatorio.

La celebración litúrgica de las letanías consiste en una solemne procesión con el canto de las letanías de los santos y las preces que le siguen como aparecen en el Ritual Romano, la bendición de los campos y la Santa Misa estacional.
Su origen histórico se remonta al siglo V en la región del Delfinado en Francia. A causa de grandes calamidades públicas, el Obispo San Mamerto estableció una solemne procesión de penitencia en los tres días anteriores a la fiesta de la Ascensión. El Concilio de Orleáns (511) los prescribió para toda Francia. Posteriormente, el Papa León III en el año 816 la estableció para Roma y pronto se extendió a todo el Rito Latino.
El significado espiritual de estas rogativas hemos de entenderlo en la clave del Evangelio que el Uso Extraordinario se prescribe para el domingo anterior a la Ascensión (Jn 16, 23 ss): “En aquel tiempo, dijo Jesús: Os aseguro que todo lo que pidáis al Padre en mi nombre él os lo concederá en mi Nombre. Hasta ahora, no habéis pedido nada en mi Nombre. Pedid y recibiréis, y tendréis una alegría que será perfecta.” Movida y animada por estas palabras del Divino Salvador, la Iglesia instituyó estos tres días de petición para que al ascender el Señor a los cielos lleve consigo nuestras súplicas ante el trono del Padre, Dios Misericordioso y Providente.
Si se celebran las rogativas, la misa que le siga ha de ser la propia  de las Rogativas EXAUDIVIT, con las conmemoraciones que procedan.  En misa que sigue a la procesión, se omite las oraciones al pie del altar hasta el Oramus te incluido.
El Ordinario puede establecer otros días según la diversidad o costumbre o necesidad de las regiones.
El canto o recitación de las letanías puede hacerse en lengua vernácula, y los clérigos que participan en ellas no están obligados a repetirlas en lengua latina.
Tanto en las letanías mayores y menores, si no es posible la realización de la procesión, el Ordinario puede ordenar súplicas especiales que incluyan el rezo o canto de las letanías dentro de la Iglesia.

TEXTOS DE LA SANTA MISA

INTROITO  Sal 17, 7. 2-3.
Exaudívit de templo sancto suo vocem meam, allelúja: et clamor meus in conspéctu ejus, introívit in aures ejus. (T.P. Allelúia, allelúia). V/.- Díligam te, Dómine, virtus mea: Dóminus firmaméntum meum, et refúgium meum, et liberátor meus. V/.  Glória Patri.
Dios escuchó mi voz desde su santo templo; y mi oración fue oída ante su presencia. (T.P. Aleluya, aleluya). V/. Yo os amaré, oh Señor, mi fortaleza: el Señor es mi más firme apoyo, mi refugio y mi libertador. V/. Gloria.

COLECTA
Præsta, quǽsumus, omnípotens Deus: ut, qui in afflictióne nostra de tua pietáte confídimus; contra advérsa ómnia, tua semper protectióne muniámur. Per Dóminum nostrum Iesum Christum Fílium tuum, qui tecum vívit et regnat in unitáte Spíritus Sancti, Deus, per ómnia sæcula sæculórum. Amen.
Te rogamos, nos concedas, oh Dios omnipotente, que los que en nuestra aflicción confiamos en tu misericordia, seamos con ella libres de todo mal. Por Nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.
El 25 de abril, conmemoración de san Marcos Evangelista. En otras ocasiones, se hacen las conmemoraciones que procedan.

EPISTOLA  Sant 5, 16-20
Léctio Epístolæ beáti Jacóbi Apóstoli.
Carissimi: Confitémini altérutrum peccáta vestra, et oráte pro ínvicem, ut salvémini: multum enim valet deprecátio justi assídua. Elias homo erat símilis nobis passíbilis: et oratióne orávit ut non plúeret super terram, et non pluit annos tres, et menses sex. Et rursum orávit: et cælum dedit plúviam, et terra dedit fructum suum. Fratres mei, si quis ex vobis erráverit a veritáte, et convérterit quis eum: scire debet, quóniam qui convérti fécerit peccatórem ab erróre viæ sum, salvábit ánimam ejus a morte, et opériet multitúdinem peccatórum..
Lectura la carta de Santiago Apóstol.
Hermanos: Confesaos, pues, mutuamente vuestros pecados y orad los unos por los otros, para que seáis curados. La oración ferviente del justo tiene mucho poder. Elías era un hombre de igual condición que nosotros; oró insistentemente para que no lloviese, y no llovió sobre la tierra durante tres años y seis meses. Después oró de nuevo y el cielo dio lluvia y la tierra produjo su fruto. Hermanos míos, si alguno de vosotros se desvía de la verdad y otro le convierte, sepa que el que convierte a un pecador de su camino desviado, salvará su alma de la muerte y cubrirá multitud de pecados.
ALELUYA PASCUAL  Sal 78, 9-10. 30, 8
Allelúia, allelúia. V/.- Propítius esto, Dómine, peccátis nostris : ne quando dicant gentes : Ubi est Deus eórum ?          Allelúia. V/.- Exsultábo et lætábor in misericórdia tua, quóniam respexísti humilitátem meam: salvásti de necessitátibus ánimam meam. Allelúia..
Aleluya, aleluya.- V/. Perdona, Señor, nuestros pecados; no sea que digan las naciones: ¿Dónde está su Dios?  Aleluya. V/. Me gozaré y alegraré en tu misercordia, porque has visto mi humillación y salvaste mi alma de sus necesidades. Aleluya.

GRADUALE Sal 43,8- 9
En las misas votivas que el ordinario pudiese ordenar fuera del tiempo pascual.
Liberasti nos, Domine, ex affligetibus nos: et eos,qui nos oderunt, confudisti. V/.  In Deo laudabimur tota die: et in nomine tuo confitebimur in saecula.
Alleluia, alleluia. V/. Sal 78, 9-10.- Propitius esto, Domine, peccatisnostris: ne quando dicant gentes: Ubi est Deus eorum? Alleluia..
Nos has liberado, Señor, de nuestros adversarios; has cubierto de confusión a quienes nos odian. V/. Alabamos a Dios cada día, celebramos su nombre eternamente.
Aleluya. Aleluya. V/. Perdona, Señor, nuestros pecados; no sea que digan las naciones: ¿Dónde está su Dios? Aleluya.
TRACTO Sal 24, 17-18. 1-4
En las misas votivas que el ordinario pudiese ordenar durante el tiempo de septuagésima se omite el Aleluya y en su lugar se dice el tracto.
De necessitatibus meis eripe me, Domine: vide humilitatem meam, et laborem meum: et dimitte omnia peccata mea. V/.  Ad te, Domine, levavi animam meam: Deus meus, in te confido, non erubescam: neque irrideant me inimici mei. V/. Et enim universi, qui te exspectant, non confundentur: confundantur omnes facientes vana.
V/. Líbrame, Señor, de mis necesidades: ver mi abyección y mi trabajo y perdona todos mis pecados. V/. A ti, Señor, levanto mi alma; oh Dios mío, confío en ti; no sea yo avergonzado ni mis enemigos se rían de mí. V/.  Porque todos los que esperan en ti, no quedarán defraudados, quedarán defraudados los que hacen cosas vanas.

EVANGELIO  Lc 11, 5-13
Sequéntia sancti Evangélii secúndum Lucam.
In illo témpore: Dixit Jesus discípulis suis: «Quis vestrum habébit amícum, et ibit ad illum média nocte, et dicet illi: “Amíce, cómmoda mihi tres panes, quóniam amícus meus venit de via ad me, et non hábeo quod ponam ante illum”: et ille deíntus respóndens, dicat: “Noli mihi moléstus esse, jam óstium clausum est, et púeri mei mecum sunt in cubíli: non possum súrgere, et dare tibi.” Et si ille perseveráverit pulsans: dico vobis, etsi non dabit illi surgens, eo quod amicus ejus sit, propter improbitátem tamen ejus surget, et dabit illi quotquot habet necessários. Et ego dico vobis: “Pétite, et dábitur vobis: quǽrite, et inveniétes: pulsáte, et aperiétur vobis. Omnis enim, qui petit, áccipit: et qui quærit, invénit: et pulsánti aperiétur. Quis autem ex vobis patrem petit panem, numquid lápidem dabit illi? Aut piscem: numquid pro pisce serpéntetn dabit illi: Aut si petíerit ovum: numquid pórriget illi scorpiónem? Si ergo vos cum sitis mali, nostis bona data dare fíliis vestris: quanto magis Pater vester de cælo dabit spíritum bonum peténtibus se?»
Lectura del Santo Evangelio según san Mateo.
En aquel tiempo, dijo Jesús a sus  discípulos: Les dijo también: «Si uno de vosotros tiene un amigo y, acudiendo a él a medianoche, le dice: 'Amigo, préstame tres panes, porque ha llegado de viaje a mi casa un amigo mío y no tengo qué ofrecerle', y aquél, desde dentro, le responde: 'No me molestes; la puerta ya está cerrada, y mis hijos y yo estamos acostados; no puedo levantarme a dártelos', os aseguro que si no se levanta a dárselos por ser su amigo, se levantará para que deje de molestarle y le dará cuanto necesite. «Yo os digo: Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, halla; y al que llama, le abrirán. ¿Qué padre hay entre vosotros que, si su hijo le pide un pez, en lugar de un pez le da una culebra; o, si pide un huevo, le da un escorpión? Si, pues, vosotros, aun siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¿cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan?».

OFERTORIO  Sal 108, 30-31
Confitébor Dómino nimis in ore meo: et in médio multórum laudabo eum, quia ástitit a dextris páuperis: ut salvam fáceret a persequéntibus ánimam meam. (T.P. Allelúia).
Alabaré en gran manera al Señor; y le alabaré en medio de las multitudes; porque él es quien asiste a este pobre, para salvar su alma contra los que le persiguen. (T.P. Aleluya.)

SECRETA
Hæc múnera, quǽsumus, Dómine, et víncula nostræ pravitátis absólvant, et tuæ nobis misericórdiæ dona, concílient.  Per Dóminum nostrum Iesum Christum, Fílium tuum, qui tecum vívit et regnat in unitáte Spíritus Sancti, Deus, per ómnia sæcula sæculórum.  Amen.
Te pedimos, Señor, que estos dones desaten los lazos de nuestra maldad y nos alcancen las gracias de vuestra misericordia. Por Nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.
El 25 de abril, conmemoración de san Marcos Evangelista. En otras ocasiones, se hacen las conmemoraciones que procedan.

PREFACIO
Del tiempo o común, según las rúbricas.

ANTÍFONA DE COMUNIÓN    Mt 13, 54-55
Pétite, et accipiétis: quǽrite, et inveniétis: pulsáte, et aperiétur vobis: omnis enim qui petit, áccipit: et qui quǽrit, ínvenit: et pulsánti aperiétur. (T.P. Allelúia).
Pedid y recibiréis; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá; porque el que pide , alcanza, el que busca halla, y al que llama, se le abre.  (T.P. Aleluya.)


  



ORACIÓN POSTCOMUNIÓN
Vota nostra, quǽsumus , Dómine, pio favóre proséquere: ut, dum dona tua in tribulatióne percípimus, de consolatióne nostra in tuo amóre crescámus. Per Dóminum nostrum Iesum Christum, Fílium tuum, qui tecum vívit et regnat in unitáte Spíritus Sancti, Deus, per ómnia sæcula sæculórum. Amen.
Acoge, Señor, fervorosamente nuestros deseos; para que mientras recibimos tus dones en medio de la tribulación, crezcamos en tu amor al ser por ti consolados.   Por Nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que contigo vive y reina en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.










El 25 de abril, conmemoración de san Marcos Evangelista. En otras ocasiones, se hacen las conmemoraciones que procedan.