martes, 7 de marzo de 2017

MIÉRCOLES DE LAS TEMPORAS DE CUARESMA


MIÉRCOLES DE LAS CUATRO TEMPORAS DE CUARESMA
Estación en Santa María la Mayor

Idea dominante de la Misa de esta Feria: Debemos por la mortificación salir del estado desgraciado en que estamos sumidos por la culpa.

INTROITO     Salmo 24, 6, 3, y 22
Acuérdate, Señor, de tus piedades y de tus misericordias usadas en los siglos pasado; para que jamás nos dominen nuestros enemigos; líbranos, Dios de Israel, de todas nuestras angustias (S). A ti, oh Señor, he levantado mi espíritu; en ti, oh Dios mío, tengo puesta mi confianza; no quedare avergonzado. v/. Gloria al Padre…

Después de los Kyries, se dice
Oremos.  Arrodillémonos.  R/: Levantaos
Te suplicamos, Señor, que oigas benignamente nuestras oraciones y que extiendas la diestra de tu majestad para protegernos contra toda adversidad. Por nuestro Señor…

LECCIÓN Ex 24, 12-18
Dios dijo a Moisés: «Sube hacia mí, al monte; quédate allí y te daré las tablas de piedra, con la ley y los mandamientos que he escrito para que los enseñes.» Se levantó Moisés, con Josué, su ayudante; y subieron al monte de Dios. Dijo a los ancianos: «Esperadnos aquí hasta que volvamos. Aarón y Jur quedan con vosotros; el que tenga algún problema que recurra a ellos.» Después Moisés subió al monte.
La nube cubría el monte. La gloria del Señor descansaba sobre el monte Sinaí y la nube lo cubrió durante seis días. Al séptimo día, Dios llamó a Moisés de en medio de la nube. La gloria del Señor aparecía a los israelitas como fuego devorador sobre la cumbre del monte. Moisés penetró en la nube y subió al monte. Moisés permaneció en el monte cuarenta días y cuarenta noches.

GRADUAL    Salmo 24, 17-18
Las tribulaciones de mi corazón se han multiplicado; líbrame de mis congojas. v/. Mira mi humillación y mi trabajo, y perdona todos mis pecados.

COLECTA
Te suplicamos, oh Señor, que mires benigno la devoción de tu pueblo; a fin de que, los que e mortifican en su cuerpo por medio de la abstinencia. Se fortifiquen en el espíritu con el fruto de las buenas acciones. Por nuestro Señor…

EPÍSTOLA 1 Reyes 19,3-8.
Oído esto, se atemorizó Elías, y se fue huyendo por donde le llevaba su imaginación. Al llegar a Bersabee de Judá, dejó allí su criado.  Y prosiguió su camino una jornada por el desierto; y habiendo llegado allá y sentándose debajo de un enebro pidió para su alma la separación del cuerpo, diciendo: Bástame ya, Señor, de vivir; llévate mi alma; pues no soy yo de mejor condición que mis padres.  Y tendiéndose en el suelo, se quedó dormido a la sombra del enebro, cuando he aquí que el ángel del Señor le tocó y dijo: Levántate, y come.  Miró atrás, y vio a su cabecera un pan cocido al rescoldo y un vaso de agua; comió, pues, y bebió, y se volvió a dormir.  Mas el ángel del Señor volvió segunda vez a tocarle, y le dijo: Levántate, y come; porque te queda por andar un largo camino.  Levantándose Elías, comió y bebió: y confortado con aquella comida, caminó cuarenta días y cuarenta noches hasta llegar a Horeb, monte de Dios.

TRACTO      Salmo 24,17, 18, y 1-4
Líbrame de mis congojas, oh Señor; mira mi humillación y mi trabajo, y perdona todos mis pecados. v/. A ti, oh Señor, he levantado mi espíritu; en ti, oh Dios mío, tengo puesta mi confianza; no quedare avergonzado; ni se burlaran de mi mis enemigos; porque ninguno que espere en ti quedara confundido; sean confundidos los que obran vanamente.

EVANGELIO Mateo 12,38-50.
Entonces algunos de los escribas y fariseos le hablaron, diciendo: Maestro, quisiéramos verte hacer algún milagro.  Mas él les respondió: Esta raza mala y adúltera pide un prodigio; pero no se le dará el que pide, sino el prodigio de Jonás profeta: Porque así como Jonás estuvo en el vientre de la ballena tres días y tres noches, así el Hijo del hombre estará tres días y tres noches en el seno de la tierra.  Los naturales de Nínive se levantarán el día del juicio contra esta raza de hombres, y la condenarán: Por cuanto ellos hicieron penitencia a la predicación de Jonás. Y con todo, el que está aquí es más que Jonás.
La reina del mediodía hará de acusadora en el día del juicio contra esta raza de hombres y la condenará; por cuanto vino de los extremos de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón. Y con todo, aquí tenéis quien es más que Salomón.  Cuando el espíritu inmundo ha salido de algún hombre, anda vagando por lugares áridos, buscando dónde hacer asiento, sin que lo consiga.
Entonces dice: Volveré a mi casa, de donde he salido. Y volviendo a ella la encuentra desocupada, bien barrida y alhajada.  Con esto va y toma consigo otros siete espíritus peores que él, y entrando habitan allí; con que viene a ser el último estado de aquel hombre más lastimoso que el primero. Así ha de acontecer a esta raza de hombres perversísima.  Todavía estaba él hablando al pueblo, y he aquí su madre y sus hermanos estaban fuera, que le querían hablar.
Por lo que uno le dijo: Mira que tu madre y tus hermanos están allí fuera preguntando por ti.  Pero él, respondiendo al que se lo decía, replicó: ¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?  Y mostrando con la mano a sus discípulos: Estos, dijo, son mi madre y mis hermanos. Porque cualquiera que hiciere la voluntad de mi Padre, que está en los cielos, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre.

OFERTORIO    Salmo 118,47, 48
Me recreare en tus preceptos, objeto de mi amor; y alzare mis manos hacia tus mandamientos, que he amado siempre.

SECRETA
Te ofrecemos, Señor, hostias de propiciación, para que perdones compasivo todos nuestros pecado y dirijas tu mismo nuestros  vaciantes corazones. Por nuestro Señor…

COMUNION    salmo 5, 2-4
Escucha mis clamores, atiende a la voz de m suplica, oh mi Rey y Dios mío; porque a ti enderezare mi oración, oh Señor.

POSCOMUNION
Con la percepción de tu sacramento, haz Señor, que seamos purificados de nuestros pecados ocultos y libres de las asechanzas de los enemigos. Por nuestro Señor…

SOBRE EL PUEBLO
Oremos. Humillada ante Dos vuestras cabezas.
Te rogamos, Señor, que ilumines nuestras almas con la luz de tu claridad; a fin de que podamos ver las cosas que debemos hacer y hagamos siempre las que son justas y rectas. Por nuestro Señor…
Transcripto por gentileza de Dña. Ana María Galvez

TEXTOS EN LATÍN

Feria Quarta
Quatuor Temporum Quadragesimæ
Statio ad S.Mariam majorem

Introitus.Ps. xxiv: 6, 3.et 22.
Reminíscere miseratiónum tuárum, Dómine, et misericórdiæ tuæ, quæ a sǽculo sunt: ne umquam dominéntur nobis inimíci nostri: líbera nos, Deus Israël, ex ómnibus angústiis nostris. Ps. ibid. 1-2 Ad te, Dómine, levávi ánimam meam: Deus meus, in te confído, non erubéscam. Glória Patri. Reminíscere.
Post Kýrie, eléison, dicitur:
Orémus.
Flectámus génua. 
L
eváte..
Oratio.
Preces nostras, quǽsumus, Dómine, cleménter exáudi: et contra cuncta nobis adversántia, déxteram tuæ majestátis exténde. Per Dóminum nostrum.
Exodi xxiv: 12-18.
Léctio libri Exodi.
In diébus illis: Dixit Dóminus ad Móysen: «Ascénde ad me in montem, et esto ibi: dabóque tibi tábulas lapídeas, et legem ac mandáta quæ scripsi: ut dóceas fílios Israël.» Surrexérunt Moyses et Josue miníster ejus: ascendénsque Moyses in montem Dei, senióribus ait: «Exspectáte hic, donec revertámur ad vos. Habétis Aaron et Hur vobíscum: si quid natum fúerit quæstiónis, referétis ad eos. Cumque ascendísset Moyses, opéruit nubes montem, et habitávit glória Dómini super Sínai, tegens illum nube sex diébus: séptimo autem die vocávit eum de médio calíginis. Erat autem spécies glóriæ Dómini, quasi ignis ardens super vérticem montis; in conspéctu filiórum Israël. Ingressúsque Móyses médium nébulæ, ascéndit in montem: et fuit ibi quadragínta diébus et quadragínta nóctibus.
Graduale. Ps. xxiv: 17-18.
Tribulatiónes cordis mei dilatátæ sunt: de necessitátibus meis éripe me, Dómine. v. Vide humilitátem meam, et labórem meum: et dimítte ómnia peccáta mea.
Hic dicitur Dóminus vobíscum, sine Flectámus génua.
Oratio.
Orémus.  Devotiónem pópuli tui, quǽsumus, Dómine, benígnus inténde: ut, qui per abstinéntiam macerántur in córpore, per fructum boni óperis reficiántur in mente. Per Dóminum.
3 Reg. xix: 3-8
Léctio libri Regum:
In diébus illis: Venit Elías in Bersabée Juda, et dimísit ibi púerum suum, et perréxit in desértum, viam uníus diéi. Cumque venísset, et sedéret subter unam juníperum, petívit ánimæ suæ, ut morerétur, et ait: «Súfficit mihi, Dómine, tolle ánimam meam: neque enim mélior sum quam patres mei.» Projecítque se, et obdormívit in umbra juníperi: et ecce, Angelus Dómini tétigit eum, et dixit illi: «Surge et cómede.» Respéxit, et ecce ad caput suum subcinerícius panis, et vas aquæ: comédit ergo et bibit, et rursum obdormívit. Reversúsque est Angelus Dómini secundo, et tétigit eum, dixítque illi: «Surge, cómede: grandis enim tibi restat via.» Qui cum surrexísset, comédit et bibit, et ambulávit in fortitúdine cibi illíus quadragínta diébus et quadragínta nóctibus, usque ad montem Dei Horeb.
Tractus.Ps. xxiv: 17,18 et 1-4.
De necessitátibus meis éripe me, Dómine: vide humilitátem meam et labórem meum:et dimítte ómnia peccáta mea. v. Ad te, Dómine, levávi ánimam meam: Deus meus, in te confído, non erubéscam: neque irrídeant me inimíci mei. v. Etenim univérsi, qui te exspéctant, non confundéntur: confundántur omnes faciéntes vana.
Matth. xii: 38-50
 
Sequéntia sancti Evangélii secúndum Matthǽum.
In illo témpore: Respondérunt Jesu quidam de scribis et pharisǽis, dicéntes: «Magíster, vólumus a te signum vidére.» Qui respóndens, ait illis: «Generátio mala et adúltera signum quærit: et signum non dábitur ei, nisi signum Jonæ Prophétæ. Sicut enim fuit Jonas in ventre ceti tribus diébus et tribus nóctibus: sic erit Fílius hóminis in corde terræ tribus diébus et tribus nóctibus. Viri Ninivítæ surgent in judício cum generatióne ista, et condemnábunt eam: quia pæniténtiam egérunt in prædicatióne Jonæ. Et ecce plus quam Jonas hic. Regína Austri surget in judício cum generatióne ista, et condemnábit eam: quia venit a fínibus terræ audire sapiéntiam Salomónis. Et ecce plus quam Sálomon hic. Cum autem immúndus spíritus exíerit ab hómine, ámbulat per loca árida, quærens réquiem, et non invénit. Tunc dicit: “Revértar in domum meam, unde exívi.” Et véniens invénit eam vacántem, scopis mundátam, et ornátam. Tunc vadit, et assúmit septem álios spíritus secum nequióres se, et intrántes hábitant ibi: et fiunt novíssima hóminis illíus pejóra prióribus. Sic erit et generatióni huic péssimæ.» Adhuc eo loquénte ad turbas, ecce, Mater ejus et fratres stabant foris, quæréntes loqui ei. Dixit autem ei quidam: «Ecce, mater tua et fratres tui foris stant, quæréntes te.» At ipse respóndens dicénti sibi, ait: «Quæ est mater mea, et qui sunt fratres mei?» Et exténdens manum in discípulos suos, dixit: «Ecce mater mea et fratres mei. Quicúmque enim fécerit voluntátem Patris mei, qui in cœlis est: ipse meus frater et soror et mater est.»
Offertorium. Ps. cxviii: 47 et 48.
Meditábor in mandátis tuis, quæ diléxi valde: et levábo manus meas ad mandáta tua, quæ diléxi.
Secreta.
Hóstias tibi, Dómine, placatiónis offérimus: ut et delícta nostra miserátus absólvas, et nutántia corda tu dírigas. Per Dóminum.

Communio.Ps. v: 2-4.
Intéllege clamórem meum: inténde voci oratiónis meæ, Rex meus et Deus meus: quóniam ad te orábo, Dómine.
Postcommunio.
Tui, Dómine, perceptióne sacraménti, et a nostris mundémur occúltis, et ab hóstium liberémur insídiis. Per Dóminum.

Super populum:
Orémus. Humiliáte cápita vestra Deo.
Oratio.

Mentes nostras, quǽsumus, Dómine, lúmine tuæ claritátis illústra: ut vidére póssimus, quæ agénda sunt; et, quæ recta sunt, agere valeámus. Per Dóminum nostrum.