jueves, 2 de marzo de 2017

VIERNES DESPUÉS DE CENIZA


VIERNES DESPUES DE CENIZA
Estación en los Santos Juan y Pablo
Idea dominante de la Misa de esta Feria: La penitencia, la oración y la práctica de las virtudes nos aseguran el perdón de los pecados.

INTROITO    Salmo 29, 11
Me oyó el Señor y se apiado de mí; se declaro el Señor protector mío. (S) Te glorificare, oh Señor, porque me amparaste, y no alegraste a mis enemigos a costa de mí. v/. Gloria al Padre….

COLECTA
Te suplicamos, Señor, favorezcas benignamente los ayunos que hemos empezado; para que la abstinencia que corporalmente observamos, podamos también ejercitarla con un corazón sincero. Por nuestro Señor…

EPÍSTOLA   Isaías 58,1-9.
Clama, pues, ¡oh Isaías!, no ceses: Has resonar tu voz como una trompeta, y declara a mi pueblo sus maldades, y a la casa de Jacob sus pecados;
ya que cada día me requieren como en juicio, y quieren saber mis consejos. Como gente que hubiese vivido justamente, y no hubiese abandonado la ley de su Dios, así me demandan razón de los juicios o decretos de mi justicia y quieren acercarse a Dios.
¿Cómo es que hemos ayunado, dicen al Señor y tú no has hecho caso; hemos humillado nuestras almas y te haces el desentendido? Es, responde Dios, porque en el día mismo de vuestro ayuno hacéis todo cuanto se os antoja y apremiáis a todos vuestros deudores.
Es porque vosotros ayunáis para seguir los pleitos y contiendas, y herir con puñadas a otros sin piedad. No ayunéis como hasta hoy día, si queréis que se oigan en lo alto vuestros clamores.
El ayuno que yo aprecio, ¿consiste acaso en que un hombre mortifique por un día su alma, o en que traiga su cabeza inclinada o baja de modo que casi forme un círculo, o se tienda sobre el círculo y la ceniza? ¿Por ventura a esto lo llamarás tú ayuno y día aceptable al Señor?
¿Acaso el ayuno que yo estimo no es más bien el que tú deshagas los injustos contratos, que canceles las obligaciones que oprimen, que dejes en libertad a los que han quebrado, y quites todo gravamen?
¿Que partas tu pan con el hambriento, y que a los pobres y a los que no tienen hogar los acojas en tu casa, y vistas al que veas desnudo, y no desprecies tu propia carne o a tu prójimo?
Si esto haces amanecerá tu luz como la aurora, y llegará presto tu curación, y delante de ti irá siempre tu justicia, y la gloria del Señor te acogerá en su seno.
Invocarás entonces al Señor, y te oirá benigno; clamarás y él te dirá: Aquí estoy. Si arrojares lejos de ti la cadena, y cesares de extender maliciosamente el dedo, y de charlar neciamente.

GRADUAL    Salmo 26,4
Una sola cosa he pedido al Señor, ésta solicitare y es, el que yo pueda vivir en la casa del Señor. v/. Para contemplar las delicias del Señor y ser protegido por su santo templo.

TRACTO   Salmo 56, 2 y 4
Señor, no nos trates según merecen nuestros pecados, ni según nuestras culpas nos castigues. v/. Señor, no te acuerdes de nuestras antiguas maldades: anticípense a favor nuestro cuanto antes tus misericordias; pues nos hallamos reducidos a extrema miseria Aquí se dobla la rodilla Ayudamos, oh Dios salvador nuestro: y por la gloria de tu nombre, líbranos, Señor, y perdona nuestros pecados, por amor a tu nombre

EVANGELIO Mateo 5,43-48.6,1-4
Habéis oído que fue dicho: Amarás a tu prójimo y tendrás odio a tu enemigo.
Yo os digo más: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os persiguen y calumnian,  para que seáis hijos imitadores de vuestro Padre celestial, el cual hace nacer su sol sobre buenos y malos, y llover sobre justos y pecadores. Que si no amáis sino a los que os aman, ¿qué premio habéis de tener? No lo hacen así aun los publicanos?  Y si no saludáis a otros que a vuestros hermanos, ¿qué tiene eso de particular? Por ventura ¿no hacen también esto los paganos? Sed, pues, vosotros, perfectos, así como vuestro Padre celestial es perfecto, imitándole en cuanto podáis. Guardaos bien de hacer vuestras obras buenas en presencia de los hombres con el fin de que os vean, de otra manera no recibiréis su galardón de vuestro Padre que está en los cielos. Y así cuando das limosna no quieras publicarla a son de trompeta, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las calles, o plazas, a fin de ser honrados de los hombres. En verdad les digo que ya recibieron su recompensa. Mas tú cuando des limosnas, haz que tu mano izquierda no perciba lo que hace tu derecha,  para que tu limosna quede oculta; y tu Padre, que ve lo más oculto, te recompensará en público.

OFERTORIO     Salmo 118, 154 y 125
Señor, vivifícame según tu promesa, para que conozca tus mandamientos.

SECRETA
Te suplicamos, Señor, nos concedas que el sacrificio del ayuno cuaresmal que te ofrecemos, haga nuestras almas agradables a ti, y nos de la gracia de una pronta y eficaz continencia. Por nuestro Señor…

COMUNICION    Salmo 2, 11-12
Servid al Señor con temor y regocijaos en él, poseídos de un santo temblor; abrazad la buena doctrina, no sea que perezcáis descarriados de la senda de la justicia

POSCOMUNION
Infunde, oh Señor, en nosotros el espíritu de tu caridad; a fin de que hagas iguales en tu misericordia a los que has saciado con un mismo pan celestial. Por nuestro Señor….

SOBRE EL PUEBLO.
Oremos. Humillad ante Dios vuestras cabezas.
Defiende, oh Señor, a tu pueblo y purifícale clemente de todos sus pecados; pues no le acaecerá ninguna adversidad, si no es dominado por ninguna iniquidad. Por nuestro Señor….

Transcripto por gentileza de Dña. Ana María Galvez

TEXTOS EN LATÍN
Feria Sexta post Cineres
Statio ad Ss. Joannem et Paulum
Introitus. Ps. xxix: 11.
Audívit Dóminus, et misértus est mihi: Dóminus factus est adjútor meus. Ps. ibid. ii Exaltábo te, Dómine, quóniam suscepísti me: nec delectásti inimícos meos super me. Glória Patri. Audívit Dóminus.
Oratio.
Inchoáta jejúnia, quǽsumus, Dómine, benígno favore proséquere: ut observántiam, quam corporáliter exhibémus, méntibus etiam sincéris exercére valeámus. Per Dóminum.

Is.58,1-0.
Léctio Isaíæ Prophétæ.
Hæc dicit Dóminus Deus: «Clama, ne cesses: quasi tuba exálta vocem tuam: et annúntia pópulo meo scélera eórum, et dómui Jacob peccáta eórum. Me étenim de die in diem quærunt, et scire vias meas volunt: quasi gens, quæ justítiam fécerit, et judícium Dei sui non derelíquerit: rogant me judícia justítiæ: appropinquáre Deo volunt. Quare jejunávimus, et non aspexísti: humiliávimus ánimas nostras, et nescísti? Ecce, in die jejúnii vestri invénitur volúntas vestra, et omnes debitóres vestros repétitis. Ecce, ad lites et contentiónes jejunátis, et percútitis pugno ímpie. Nolíte jejunáre sicut usque ad hanc diem, ut audiátur in excélso clamor vester. Numquid tale est jejúnium, quod elégi, per diem afflígere hóminem ánimam suam? numquid contorquére quasi círculum caput suum, et saccum et cínerem stérnere? numquid istud vocábis jejúnium, et diem acceptábilem Dómino? Nonne hoc est magis jejúnium quod elégi? dissólve colligatiónes impietátis, solve fascículos depriméntes: dimítte eos, qui confrácti sunt, líberos, et omne onus dirúmpe. Frange esuriénti panem tuum, et egénos vagósque induc in domum tuam: cum víderis nudum, operi eum, et carnem tuam ne despéxeris. Tunc erúmpet quasi mane lumen tuum, et sánitas tua cítius oriétur, et anteíbit fáciem tuam justítia tua, et glória Dómini cólliget te. Tunc invocábis, et Dóminus exáudiet: clamábis, et dicet: Ecce, adsum. Quia miséricors sum, Dóminus, Deus tuus.»
Graduale.Ps. xxvi: 4
Unam pétii a Dómino, hanc requíram, ut inhábitem in domo Dómini: Ut vídeam voluptátem Dómini, et prótegar a templo sancto ejus.
Tractus.Ps. cii: 10.
Dómine, non secúndum peccáta nostra, quæ fécimus nos: neque secúndum iniquitátes nostras retríbuas nobis. Ps.lxxviii 8-9. Dómine, ne memíneris iniquitátum nostrarum antiquarum: cito antícipent nos misericórdiæ tuæ, quia páuperes facti sumus nimis. (Hic genuflectitur )Adjuva nos, Deus, salutáris noster: et propter glóriam nóminis tui, Dómine, libera nos: et propítius esto peccátis nostris, propter nomen tuum.
Matth. v: 43-48; vi: 1-4.
Sequéntia sancti Evangélii secúndum Matthǽum.
In illo témpore: Dixit Jesus discípulis suis: «Audístis, quia dictum est: Diliges próximum tuum, et odio habébis inimícum tuum. Ego autem dico vobis: Dilígite inimícos vestros, benefácite his, qui odérunt vos, et oráte pro persequéntibus et calumniántibus vos, ut sitis fílii Patris vestri, qui in cœlis est: qui solem suum oriri facit super bonos et malos, et pluit super justos et injústos. Si enim dilígitis eos, qui vos díligunt, quam mercédem habébitis? nonne et publicáni hoc fáciunt? Et si salutavéritis fratres vestros tantum, quid ámplius fácitis? nonne et éthnici hoc fáciunt? Estóte ergo vos perfécti, sicut et Pater vester cœléstis perféctus est. Atténdite, ne justítiam vestram faciátis coram homínibus, ut videámini ab eis: alióquin mercédem non habébitis apud Patrem vestrum, qui in cœlis est. Cum ergo facis eleemósynam, noli tuba cánere ante te, sicut hypócritæ fáciunt in synagógis et in vicis, ut honorificéntur ab homínibus. Amen, dico vobis, recepérunt mercédem suam. Te autem faciénte eleemósynam, nésciat sinístra tua, quid fáciat déxtera tua, ut sit eleemósyna tua in abscóndito, et Pater tuus, qui videt in abscóndito, reddet tibi.»
Offertorium. Ps. cxviii: 154 et 125.
Dómine, vivífica me secúndum elóquium tuum: ut sciam testimónia tua.
Secreta.
Sacrifícium, Dómine, observántiæ quadragesimális, quod offérimus, præsta, quǽsumus: ut tibi et mentes nostras reddat accéptas, et continéntiæ promptióris nobis tríbuat facultátem. Per Dóminum.

Communio. Ps. ii: 11-12.
Servi te Dómino in timóre, et exsultáte ei cum tremóre: apprehéndite disciplínam, ne pereátis de via justa.
Postcommunio.
Spíritum nobis, Dómine, tuæ cantátis infúnde: ut, quos uno pane cœlésti satiásti, tua fácias pietáte concórdes. Per Dóminum ... in unitáte ejusdem.

Super populum:
Orémus, humiliáte cápita vestra Deo.
Oratio:

Tuére, Dómine, pópulum tuum et ab ómnibus peccátis cleménter emúnda: quia nulla ei nocébit advérsitas, si nulla ei dominétur iníquitas. Per Dóminum.