viernes, 1 de julio de 2016

LA VISITACIÓN DE SANTA MARÍA VIRGEN. 2 de julio


2 de julio
LA VISITACIÓN DE SANTA MARÍA VIRGEN
Conmemoración de san Proceso y Martiniano, mártires
II clase, blanco. Gloria, Prefacio de la Virgen.

INTROITO
SALVE, sancta Parens, eníxa puérpera Regem: qui cælum terrámque regit in sǽcula sæculórum. V/. Sal 44, 2. Eructávit cor meum verbum bonum: dico ego ópera mea Regi. Glória Patri.
SALVE, santa Madre, que engendraste al Rey que rige cielos y tierra por los siglos de los siglos. V/. Me brota del corazón un poema bello; al Rey consagro mis obras. V/. Gloria al Padre.

ORÁCIÓN
FÁMULIS tuis, quǽsumus, Dómine, coeléstis grátiæ munus impertíre: ut, quibus beátæ Vírginis partus éxstitit salútis exórdium; Visitatiónis ejus votiva sollémnitas, pacis tríbuat increméntum. Per Dóminum.
TE PEDIMOS, Señor, que des a tus siervos el don de la gracia celestial; a fin de que los que hemos recibido las primicias de la salvación en el parto de la Virgen Santa; merezcamos un aumento de paz en la solemnidad de su Visitación. Por Nuestro Señor Jesucristo.
Oración de la conmemoración.
DEUS, qui nos sanctórum Mártyrum tuórum Prcéssi et Martiniáni gloriósis confessiónibus circúmdas et prótegis: da nobis et eórum imitatióne profícere, et intercessióne gaudére. Per Dóminum nostrum.
OH DIOS, que nos defiendes y proteges con el glorioso martirio de tus santos mártires Proceso y Martiniano; concédenos que nos aprovechemos en la imitación de sus virtudes y podamos alegrarnos con su intercesión. Por Nuestro Señor Jesucristo.

EPÍSTOLA Cant. 2, 8-14.
LÉCTIO LIBRI SAPIÉNTIÆ. 
Ecce, iste venit sáliens in móntibus, transíliens colles; símilis est diléctus meus cápreæ hinnulóque cervórum. En, ipse stat post paríetem nostrum, respíciens per fenéstras, prospíciens per cancéllos. En, diléctus meus lóquitur mihi: Surge, própera, amíca mea, colúmba mea, formósa mea, et veni. Jam enim hiems tránsiit, imber ábiit et recéssit. Flores apparuérunt in terra nostra, tempus putatiónis advénit: vox túrturis audíta est in terra nostra: ficus prótulit grossos suos: víneæ floréntes dedérunt odórem suum. Surge, amíca mea, speciósa mea, et veni: colúmba mea in foramínibus petra, in cavérna macériæ, osténde mihi fáciem tuam, sonet vox tua in áuribus meis: vox enim tua dulcis et fácies tua decóra.
LECTURA DEL LIBRO DE LA SABIDURÍA.
Vedlo cómo viene saltando por los montes y brincando por los collados.  Al ligero gamo y al cervatillo se parece mi amado. Vedlo ya cómo se pone detrás de la pared nuestra, cómo mira por las ventanas, cómo está atisbando por las celosías. He aquí que me habla mi amado y dice: Levántate, apresúrate, amiga mía, paloma mía, hermosa mía, y vente al campo;  pues pasó ya el invierno, se disiparon y cesaron las lluvias;  despuntan las flores en nuestra tierra; llegó el tiempo de la poda; el arrullo de la tórtola se ha oído ya en nuestros campos;  La higuera arroja sus brevas; esparcen su olor las florecientes viñas. Levántate, pues, amiga mía, beldad mía, y vente: ¡Oh casta paloma mía, tú que anidas en los agujeros de las peñas, en las concavidades de las murallas, muéstrame tu rostro, suene tu voz en mis oídos; pues tu voz es dulce, y lindo tu rostro.

GRADUAL
BENEDÍCTA et venerábilis es, Virgo María: quæ sine tactu pudóris invénta es Mater Salvatóris. V/. Virgo, Dei Génetrix, quem totus non capit orbis, in tua se clausit víscera factus homo.

BENDITA y venerable eres, Virgen María; que sin menoscabo de tu virginidad, eres Madre del Salvador. V/. Virgen Madre de Dios, el que no cabe en todo el orbe, se ha encerrado haciéndose hombre en tu seno.

ALELUYA
ALLELÚJA, allelúja. V/.  Felix es, sacra Virgo María, et omni laude digníssima: quia ex te ortus est sol justítiæ, Christus, Deus noster. Allelúja.  
ALELUYA, aleluya. V/. Feliz y digan de toda alabanza eres tú, Virgen Sagrada María, pues de ti nació el sol de justicia, Cristo, Dios nuestro. Aleluya.

EVANGELIO Lc 1, 39-4
SEQUÉNTIA SANCTI EVANGÉLII SECÚNDUM LUCAM.   
In illo témpore: Exsúrgens María ábiit in montána cum festinatióne in civitátem Juda: et intrávit in domum Zacharíæ et salutávit Elísabeth. Et factum est, ut audivit salutatiónem Maríæ Elísabeth, exsultávit infans in útero ejus: et repléta est Spíritu Sancto Elísabeth, et exclamávit voce magna et dixit: Benedícta tu inter mulíeres, et benedíctus fructus ventris tui. Et unde hoc mihi, ut véniat Mater Dómini mei ad me? Ecce enim, ut facta est vox salutatiónis tuæ in áuribus meis, exsultávit in gáudio infans in útero meo. Et beáta, quæ credidísti, quóniam perficiéntur ea, quæ dicta sunt tibi a Dómino. Et ait María: Magníficat ánima mea Dóminum: et exsultávit spíritus meus in Deo, salutári meo.
LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS.
En aquel tiempo: María poniéndose en camino, se fue apresuradamente a las montañas de Judea a una ciudad de la tribu de Judá;  y habiendo entrado en la casa de Zacarías, saludó a Isabel.  Lo mismo fue oír el saludo de María, que la criatura, diera saltos de placer en su vientre, e Isabel se sintió llena del Espíritu Santo,  y exclamando en voz alta, dijo: ¡Bendita tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre!  Y ¿de dónde a mí tanto bien que venga la madre de mi Señor a visitarme?  Pues lo mismo fue penetrar la voz de tu saludo en mis oídos, que dar saltos de júbilo la criatura en mi vientre.  ¡Oh bienaventurada tú que has creído! Porque se cumplirán las cosas que se te han dicho de parte del Señor.  Entonces María dijo: Mi alma glorifica al Señor,  y mi espíritu está transportado de gozo en Dios, salvador mío.

OFERTORIO
BEÁTA es, Virgo María, quæ ómnium portásti Creatórem: genuísti, qui te fecit, et in ætérnum pérmanes Virgo. 

SANTA eres tú, Virgen María, que llevaste en tu seno al Creador: engendraste a la que te creó y permaneces Virgen para siempre.


SECRÉTA    
UNIGÉNITI tui, Dómine, nobis succúrrat humánitas: ut, qui, natus de Vírgine, Matris integritátem non mínuit, sed sacrávit; in Visitatiónis ejus sollémniis, nostris nos piáculis éxuens, oblatiónem nostram tibi fáciat accéptam Jesus Christus, Dóminus noster. Qui tecum.

SEÑOR, que la humanidad de tu Unigénito nos socorra; y así como naciendo de la Virgen Madre no mermó su Virgnidad; sino que la hizo más pura; de la misma manera, purificándonos de nuestras culpas en la solemnidad de su Visitación, te haga aceptable nuestra ofrenda, Jesucristo, Señor nuestro. Que contigo.

Secreta de la conmemoración. 
SÚSCIPE, Dómine, preces et múnera: quæ ut tuo sint digna conspéctu, Sanctórum tuórum précibus adjuvémur. Per Dóminum.
RECIBE, Señor, nuestras  oraciones y ofrendas, para que sean dignas de ti y seamos ayudados por las oraciones de tus Santos. Por Nuestro Señor Jesucristo.


Prefacio de la Virgen: “et in Visitatione”

COMUNIÓN     
BEÁTA víscera Maríæ Vírginis, quæ portavérunt ætérni Patris Fílium.  

BENDITAS las entrañas de la Virgen María, que llevaron al Hijo del Eterno Padre.
  
POSTCOMUNIÓN     
SÚMPSIMUS, Dómine, celebritátis ánnuæ votiva sacraménta: præsta, quǽsumus; ut et temporális vitæ nobis remédia prǽbeant et ætérnæ. Per Dóminum.

HABIENDO recibido, los sacramentos en la celebración de esta solemnidad anual; haz, Señor, que sean remedio  para vida presente y futura. Por Nuestro Señor Jesucristo.

Poscomunión de la Conmemoración
CÓRPORIS sacri et pretiósi Sánguinis repléti libámine, quǽsumus, Dómine, Deus noster: ut, quod pia devotióne gérimus, certa redemptióne capiámus. Per eúndem Dóminum.
ALIMENTADOS con la ofrenda del Sagrado Cuerpo y  la preciosa Sangre, te rogamos, Señor Dios nuestro, que lo que acabamos de recibir con devota piedad, asegure nuestra redención. Por Nuestro Señor Jesucristo.