viernes, 25 de septiembre de 2015

MIÉRCOLES DE LAS TÉMPORAS DE SEPTIEMBRE


MIÉRCOLES DE LAS TÉMPORAS DE SEPTIEMBRE
ESTACION EN SANTA MARIA LA MAYOR         
II clase, morado
Reconocimiento a Dios por los dones recibidos, simbolizados en la recolección de los frutos de la tierra.

INTROITO     Salmo 80, 2,3,4 y 5
Regocijaos, alabando a dios nuestro Protector: celebrad con júbilo al dios de Jacob: entonad salmos junto con la citara: tocad la trompeta en el principio de la estación, porque esto es la ley en Israel, y mandado del Dios de Jacob. (S). Le impuso esta ley a José, cuando salía de la tierra de Egipto: oyó entonces una voz que no conocía. v./ Gloria al Padre….

Después del Kyrie eleison, el sacerdote dice:
Oremos. V./ Arrodillémonos. R./Levantaos. Te suplicamos, Señor, que con los auxilios de tu misericordia sostengas nuestra fragilidad; para que, pues por su propia condición desfallece, sea con tu clemencia reparada. Por nuestro Señor…

LECCIÓN Am 9, 13-15
Esto dice el Señor Dios: Vienen días cuando se encontrarán el que ara con el que siega,  y el que pisa la uva con quien esparce la semilla; | las montañas destilarán mosto y las colinas se derretirán. Repatriaré a los desterrados de mi pueblo Israel; ellos reconstruirán ciudades derruidas y las habitarán, plantarán viñas y beberán su vino, cultivaran huertos y comerán sus frutos. Yo los plantaré en su tierra, que yo les había dado, y ya no serán arrancados de ella —dice el Señor, tu Dios—.

GRADUAL      Salmo 112, 5-7
¿Quién como el Señor nuestro Dios?. El mora en las alturas y cuida de las criaturas humildes en el cielo y en la tierra.  v/.Levanta del polvo al desvalido y alza del estiércol a pobre.                      

COLECTA
v./El Señor sea con vosotros.  r/. Y con tu espíritu.
Te suplicamos, Señor, concedas a tu pueblo suplicante; que, mientras se abstiene de los alimentos corporales, se abstenga también en espíritu de todo vicio. Por nuestro Señor…

EPISTOLA Neh 8, 1-10
En aquellos días, el pueblo entero se reunió como un solo hombre en la plaza que está delante de la Puerta del Agua y dijeron a Esdras, el escriba, que trajese el libro de la ley de Moisés que el Señor había dado a Israel. El día primero del mes séptimo, el sacerdote Esdras trajo el libro de la ley ante la comunidad: hombres, mujeres y cuantos tenían uso de razón. Leyó el libro en la plaza que está delante de la Puerta del Agua, desde la mañana hasta el mediodía, ante los hombres, las mujeres y los que tenían uso de razón. Todo el pueblo escuchaba con atención la lectura del libro de la ley. El escriba Esdras se puso en pie sobre una tribuna de madera levantada para la ocasión. Esdras abrió el libro en presencia de todo el pueblo, de modo que toda la multitud podía verlo; al abrirlo, el pueblo entero se puso de pie. Esdras bendijo al Señor, el Dios grande, y todo el pueblo respondió con las manos levantadas: «Amén, amén». Luego se inclinaron y adoraron al Señor, rostro en tierra. Los levitas explicaron la ley al pueblo, que permanecía en pie. Leyeron el libro de la ley de Dios con claridad y explicando su sentido, de modo que entendieran la lectura. Entonces el gobernador Nehemías, el sacerdote y escriba Esdras, y los levitas que instruían al pueblo dijeron a toda la asamblea: «Este día está consagrado al Señor, vuestro Dios. No estéis tristes ni lloréis» (y es que todo el pueblo lloraba al escuchar las palabras de la ley). Nehemías les dijo: «Id, comed buenos manjares y bebed buen vino, e invitad a los que no tienen nada preparado, pues este día está consagrado al Señor. ¡No os pongáis tristes; el gozo del Señor es vuestra fuerza!».
GRADUAL Sal 32, 12.2
Dichoso el pueblo que tiene A Dios por Señor; y feliz la nación escogida por Dios como pueblo suyo. V/. Con la palabra del Señor fueron creados los cielos; y al soplo de su boca toda la creación.

EVANGELIO  Mc 9, 16-28
En aquel tiempo, uno de la gente le contestó: «Maestro, te he traído a mi hijo; tiene un espíritu que no lo deja hablar; y cuando lo agarra, lo tira al suelo, echa espumarajos, rechina los dientes y se queda rígido. He pedido a tus discípulos que lo echen y no han sido capaces».  Él, tomando la palabra, les dice: «¡Generación incrédula! ¿Hasta cuándo estaré con vosotros? ¿Hasta cuándo os tendré que soportar? Traédmelo».  Se lo llevaron. El espíritu, en cuanto vio a Jesús, retorció al niño; este cayó por tierra y se revolcaba echando espumarajos. Jesús preguntó al padre: «¿Cuánto tiempo hace que le pasa esto?». Contestó él: «Desde pequeño. Y muchas veces hasta lo ha echado al fuego y al agua para acabar con él. Si algo puedes, ten compasión de nosotros y ayúdanos». Jesús replicó: «¿Si puedo? Todo es posible al que tiene fe». Entonces el padre del muchacho se puso a gritar: «Creo, pero ayuda mi falta de fe».  Jesús, al ver que acudía gente, increpó al espíritu inmundo, diciendo: «Espíritu mudo y sordo, yo te lo mando: sal de él y no vuelvas a entrar en él». Gritando y sacudiéndolo violentamente, salió. El niño se quedó como un cadáver, de modo que muchos decían que estaba muerto. Pero Jesús lo levantó cogiéndolo de la mano y el niño se puso en pie. Al entrar en casa, sus discípulos le preguntaron a solas: «¿Por qué no pudimos echarlo nosotros?». Él les respondió: «Esta especie solo puede salir con ayuno y oración».

OFERTORIO     Salmo 118, 47 y 48
Meditare en tus mandamientos, objeto de mi amor; y levantare mis manos para cumplir tus mandamientos, que amé.

SECRETA
Haz, Señor, te rogamos, que esta hostia nos purifique de todos nuestros pecados, y santifique los cuerpos y almas de tus siervos, para celebrar dignamente este sacrificio. Por nuestro Señor…

COMUNION    2 Esdras 8, 10
Comed manjares suculentos y bebed del vino dulce, y enviad porciones a aquellos que nada tienes dispuesto; pues éste es el día santo del Señor; y no estéis tristes, porque el gozo del Señor es nuestra fortaleza.

POSCOMUNION
Al recibir, Señor, estos dones celestiales, suplicamos humildemente que lo que nos permites dedicarte con debida sumisión, lo aprovechemos por tu favor con dignos sentimientos. Por nuestro Señor…
Transcripto por Dña. Ana María Galvez
TEXTOS EN  LATÍN
Feria Quarta Quatuor Temporum Septembris
II Classis

INTROITUS: Ps. xxc: 2, 3, 4, et 5
Exsultáte Deo adjutóri nostro: jubiláte Deo Jacob: súmite psalmum jucúndum cum cíthara: caníte in inítio mensis tuba, quia præcéptum in Israël est, et judícium Deo Jacob. [Ps. ibid., 6] Testimóium in Joseph pósuit illud, cum exíret de terra Ægýpti: linguam, quam non nóverat, audívit. v. Glória Patri. Exsultáte.

Post Kýrie, eléison, dicitur: Orémus. Flectámus génua. R. Leváte.
ORATIO: Misericórdiæ tuæ remédiis, quǽsumus, Dómine. fragílitas nostra subsístat: ut, quæ sua conditióne attéritur, tua cleméntia reparétur. Per Dóminum.

Léctio Amos Prophétæ:  Amos ix: 13-15
Hæc dicit Dóminus: «Ecce dies véniunt et comprehéndet arátor messórem, et calcátor uvæ mitténtem semen: et stillábunt montes dulcédinem, et omnes colles culti erunt. Et convértam captivitátem pópuli mei Israël: et ædificábunt civitátes desértas, et habitábunt, et plantábunt víneas et bibent vinum eárum: et fácient hortos, et cómedent fructus eórum. Et plantábo eos super humum suam: et non evéllam eos ultra de terra sua quam dedi eis:» dicit Dóminus Deus tuus.

GRADUALE: Ps cxii: 5-7
Quis sicut Dóminus noster, qui in altis hábitat: et humília réspicit in cælo, et in terra? v. Súscitans a terra inopem, et de stércore érigens páuperem.

Hic dicitur Dóminus vobíscum, sine Flectámus génua.
ORATIO: Præsta, quǽsumus, Dómine, famíliæ tuæ supplicanti: ut, dum a cibis corporálibus se ábstinet, a vítiis quoque mente jejúnet. Per Dóminum.

Léctio libri Esdræ: Neh. vel 2 Esdras viii: 1-10
In diébus illis: Congregátus est omnis pópulus quasi vir unus ad platéam, quæ est ante portam aquárum: et dixérunt Esdræ scribæ, ut afférret librum legis Móysi, quam præcépit Dóminus Israëli. Attulit ergo Esdras sacérdos legem coram multitúdine virórum et mulíerum, cunctísque qui póterant intellígere, in die prima mensis septimi. Et legit in eo apérte in platéa, quæ erat ante portam aquárum, de mane usque ad médiam diem in conspéctu virórum, et mulíerum, et sapiéntium: et aures omnis pópuli erant eréctæ ad librum. Stetit autem Esdras scriba super gradum lígneum, quem fécerat ad loquéndum. Et apéruit Esdras librum coram omni pópulo super univérsum quippe pópulum eminébat: et cum aperuísset eum, stetit omnis pópulus. Et benedíxit Esdras Dómino Deo magno: et respóndit omnis populus: «Amen, Amen,» élevans manus suas: et incurv’ati sunt, et adoravérunt Deum proni in terram. Porro levítæ siléntium faciébant in pópulo ad audiéndam legem: pópulus autem stabat in gradu suo. Et legérunt in libro legis Dei distíncte, et apérte ad intellegéndum: et intellexérunt cum legerétur. Dixit autem Nehemías, et Esdras sacerdos et scriba, et levítæ interpretántes univérso pópulo: «Dies sanctificátus est Dómino Deo nostro, nolíte lugére et nolíte flere.» Et dixit eis: «Ite comédite pínguia et bíbite mulsum, et míttite partes his, qui non præparavérunt sibi: quia sanctus dies Dómini est, et nolíte contristári gáudium étenim Dómini est fortitúdo nostra.

GRADUALE: Ps. xxxii: 12 et 6
Beáta gens, cujus est Dóminus Deus eórum: pópulus, quem elégit Dóminus in hereditátem sibi. v. Verbo Dómini cæli firmáti sunt: et spíritu oris ejus omnis virtus eórum.

+ Sequéntia sancti Evangélii secundum Marcum. Marc. ix: 16-28
In illo témpore: Respóndens unus de turba, dixit ad Jesum: «Magister, áttuli fílium meum ad te, habéntem spíritum mutum: qui ubicúmque eum apprehénderit allídit illum, et spumat, et stridet déntibus, et aréscit: et dixi discípulis tuis, ut ejícerent illum, et non potuérunt.» Qui respóndens eis, dixit: «O generátio incrédula quámdiu apud vos ero? quámdiu vos pátiar? Afférte illum ad me.» Et attulérunt eum. Et cum vidísset illum statim spíritus conturbávit illum: et elísus in terram, volutabátur spumans. Et interrogávit patrem ejus: «Quantum témporis est, ex quo ei hoc áccidit?» At ille ait: «Ab infantia: et frequénter eum et in ignem, et in aquas misit, ut eum perdéret. Sed si quid potes, ádjuva nos, misértus nostri.» Jesus autem ait illi: «Si potes crédere ómnia possibília sunt credénti.» Et contínuo exclámans pater púeri, cum lácrimis ajébat: «Credo, Dómine, adjuva incredulitátem meam.» Et cum vidéret Jesus concurréntem turbam, comminátus est spirítui inmúndo, dicens illi: «Surde et mute spíritus, ego tibi præcípio tibi exi ab eo, et ámplius ne intróëas in eum.» Et clamans, et multum discérpens eum, éxiit ab eo, et factus est sicut mórtuus, ita ut multi dicérent: «Quia mortuus est.» Jesus autem tenens manum ejus, elevávit illum, et surréxit. Et cum introísset in domum, discípuli ejus secreto interrogábant eum: «Quare nos non potúimus ejícere eum?» Et dixit illis: «Hoc genus in nullo potest exíre nisi in oratióne et jejúnio.»

OFFERTORIO: Ps cxviii: 47 et 48
Meditábor in mandátis tuis, quæ diléxi valde: et levábo manus meas ad mandáta tua, quæ diléxi.

SECRETA:
Hæc hóstia, Dómine, quǽsumus, emúndet nostra delícta: et ad sacrifícium celebrándum, subditórum tibi corpora, mentésque sanctíficet. Per Dóminum.

Præfatio Communis

COMMUNIO: 2 Esdras viii: 10
«Comédite pínguia et bíbite mulsum, et míttite partes his, qui non præparavérunt sibi: quia sanctus dies Dómini est, et nolíte contristári gáudium étenim Dómini est fortitúdo nostra.»

POSTCOMMUNIO:
Suméntes, Dómine, dona cæléstia, supplíciter deprecámur: ut, quæ sédula servitúte donánte te gérimus, dignis sénsibus tuo múnere capiámus. Per Dóminum.