miércoles, 14 de diciembre de 2016

MIÉRCOLES DE LAS CUATRO TÉMPORAS DEL ADVIENTO


MIÉRCOLES DE LAS CUATRO TÉMPORAS DEL ADVIENTO
II clase, morado 
ESTACION EN SANTA MARIA LA MAYOR
El miércoles, el viernes y el sábado de la tercera semana de Adviento están consagrados al ayuno y a la abstinencia, bajo el nombre de las Cuatro Témporas. Esta práctica, muy antigua en la Iglesia, se renueva en las cuatro estaciones del año y tiene por fin, santificarlas. En estas diferentes épocas se hacian igualmente Ordenaciones sacerdotales. Ayunemos y roguemos con nuestra Santa Madre la Iglesia, a fin de obtener del Señor dignos y santos ministros del Altar.

Idea dominante de la Misa de esta Feria: El próximo advenimiento del Salvador.

INTROITO    Isaías 45, 8
Oh cielos, derramad desde arriba vuestro rocio, y lluevan las nubes al Justo: ábrase la tierra y brote al Salvador. (S) Los cielos publican la gloria de Dios y el firmamento anuncia la grandeza de las obras de sus manos. V./ Gloria.

Después del Kyrie eleieson, el sacerdote dice inmediatamente:
Oremos. Arrodillémonos. R./ Levantaos
Siempre que en el misal se expresan estas palabras, todos de rodillas, junto con el celebrante, oran por unos momentos, hasta que el diacono o el celebrante mismo invita a levantarse.
Te suplicamos, Dios todopoderoso, nos concedas que la solemnidad venidera de nuestra redención, nos confiera los consuelos de la vida presente y nos conceda el premio de la eterna bienaventuranza. Por nuestro Señor…


LECCION DEL PROFETA ISAIAS         2,2-5
En los días futuros estará firme  el monte de la casa del Señor,  en la cumbre de las montañas,  más elevado que las colinas.  Hacia él confluirán todas las naciones, caminarán pueblos numerosos y dirán:  «Venid, subamos al monte del Señor,  a la casa del Dios de Jacob.  Él nos instruirá en sus caminos |y marcharemos por sus sendas; porque de Sión saldrá la ley, la palabra del Señor de Jerusalén». Juzgará entre las naciones,  será árbitro de pueblos numerosos. |De las espadas forjarán arados,  de las lanzas, podaderas.  No alzará la espada pueblo contra pueblo, |no se adiestrarán para la guerra.  Casa de Jacob,  venid; caminemos a la luz del Señor.

GRADUAL   Salmo 23, 7, 3 y 4
Alzad, príncipes, vuestras puertas y vosotras agrandaos, puertas eternas; y hará su entrada el Rey de la Gloria. V:/ ¿Quién podrá subir al monte del Señor, y permanecer en su lugar santo?. El de manos inocentes y puro corazón.

Aquí dice el sacerdote: Dominus Vobiscum, y luego sin Flectamus Genua, la

COLECTA
Apresúrate a venir, oh Señor, te rogamos, y no tardes; y concédenos el auxilio de la virtud celestial; a fin de que rebosen con los consuelos de tu venida quienes confían en tu clementita. Tú que vives y reinas…


EPISTOLA PROFECIA DE ISAIAS     7, 10-15
El Señor volvió a hablar a Ajaz y le dijo: «Pide un signo al Señor, tu Dios: en lo hondo del abismo o en lo alto del cielo».  Respondió Ajaz: «No lo pido, no quiero tentar al Señor».  Entonces dijo Isaías: «Escucha, casa de David: ¿no os basta cansar a los hombres, que cansáis incluso a mi Dios?  Pues el Señor, por su cuenta, os dará un signo. Mirad: la virgen está encinta y da a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel.  Comerá requesón con miel, para que aprenda a  rechazar el mal y a escoger el bien.

GRADUAL     Salmo 144, 18 y 21
El Señor esta cerca de los que le invocan; de los que le imploran con sinceridad. V./ Mi boca publique las alabanzas del Señor; y toda carne bendiga su nombre.

EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS     1, 26-38
En el mes sexto, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. El ángel, entrando en su presencia, dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo».  Ella se turbó grandemente ante estas palabras y se preguntaba qué saludo era aquel.  El ángel le dijo: «No temas, María, porque has encontrado gracia ante Dios. Concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. Será grande, se llamará Hijo del Altísimo, el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin».  Y María dijo al ángel: «¿Cómo será eso, pues no conozco varón?». El ángel le contestó: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y la fuerza del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el Santo que va a nacer será llamado Hijo de Dios. También tu pariente Isabel ha concebido un hijo en su vejez, y ya está de seis meses la que llamaban estéril,  porque para Dios nada hay imposible». María contestó: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra».
No se dice Credo.

OFERTORIO      Isaías 35,4
Ea, buen ánimo, y no temáis: mirad a vuestro dios que viene a ejecutar una justa venganza: el mismo vendrá y os salvara.

SECRETA
Te pedimos, Señor, que te sean gratos nuestros ayunos: los cuales, expiándonos, nos hagan dignos de tu gracia y de las promesas eternas. Por nuestro Señor.

Prefacio de Adviento o, en su defecto, prefacio común.

COMUNION    Isaías  7,14
Sabed que una Virgen concebirá y dará a luz un Hijo, y su nombre será Emmanuel.

POSCOMUNION

Satisfechos, Señor, con el don de tu salvación, te rogamos humildemente que quienes nos alegramos de haberle recibido y nos renovemos por efecto de el. Por nuestro Señor…

TEXTOS EN LATÍN
Introitus: Isaias xlv: 8
Roráte cæli désuper, et nubes pluant justum: aperiátur terra, et gérminet Salvatórem. [Ps]Cæli enárrant glóriam Dei: et ópera mánuum ejus annúntiat firmaméntum. Glória Patri. Roráte.
Post Kýrie eléison, immediatte dicitur:
[P:] 
Oremus.
[D:] 
Flectámus génua.
[S:] Leváte.
Oratio:
Praesta, quǽsumus, omnipotens Deus: ut redemptionis nostrae ventura solemnitas, et praesentis nobis vitae subsidia conferat, et aeternae beatudinis praemia largiatur.  Per Dominum.
Lectio Prima: Isaias ii: 2-5
Lectio Isíæ Prophétæ
In diebus illis: Dixit Isías Prophéta: «Erit in novissimis diebus : præparatus mons domus Domini in vertice montium, et elevabitur super colles; et fluent ad eum omnes gentes. Et ibunt populi multi, et dicent: Venite, et ascendamus ad montem Domini, et ad domum Dei Jacob ; et docebit nos vias suas, et ambulabimus in semitis ejus, quia de Sion exibit lex, et verbum Domini de Jerusalem. Et judicabit gentes, et arguet populos multos; et conflabunt gladios suos in vomeres, et lanceas suas in falces. Non levabit gens contra gentem gladium, nec exercebuntur ultra ad prælium. Domus Jacob, venite, et ambulemus in lumine Domini.»
Gradual: Ps. xxiii: 7, 3 & 4
Tollite portas, principes, vestras: et elevamini portae aeternales: et introibit Rex gloriae. V.  Quis ascendit in montem Domini? aut quis stabit in loco sancto eius? Innocens manibus et mundo corde.
Hic dicitur Dominus vobiscum. R. Et cum spiritu tuo. Sine Flectamus genua.
Oratio:
Festina, quǽsumus, Domine, ne tardaveris, et auxilium nobis supernae virtutis impende: ut adventus tui consolationibus subleventur, qui in tua pietate confidunt: Qui vivis
 Lectio: Isaias vii: 10-15
Lectio Isíæ Prophétæ
In diebus illis: Locutus est Dominus ad Achaz, dicens: «Pete tibi signum a Domino Deo tuo, in profundum inferni, sive in excelsum supra.»  Et dixit Achaz: «Non petam, et non tentabo Dominum.» Et dixit: «Audite ergo, domus David. Numquid parum vobis est molestos esse hominibus, quia molesti estis et Deo meo ?  Propter hoc dabit Dominus ipse vobis signum: ecce virgo concipiet, et pariet filium, et vocabitur nomen ejus Emmanuel.  Butyrum et mel comedet, ut sciat reprobare malum, et eligere bonum.»
Graduale: Ps. cxliv: 18 & 21
Prope est Dominus omnibus invocantibus eum, omnibus qui invocant eum in veritate. V.  Laudem Domini loquetur os meum: et benedicat omnis caro nomen sanctum eius.
Luc. i: 26-38
+
Sequéntia sancti Evangélii secúndum Lucam.
In illo témpore: Missus est Angelus Gábriel a Deo in civitátem Galilǽæ, cui nomen Názereth, ad Vírginem desponsátam viro, cui nomen erat Joseph, de domo David, et nomen Vírginis María. Et ingréssus Angelus ad eam, dixit: «Ave grátia plena: Dóminus tecum: benedícta tu in muliéribus.» Quæ cum audísset, turbáta est in sermóne ejus: et cogitábat qualis esset ista salutátio. Et ait Angelus ei: «Ne tímeas, María, invenísti enim grátiam apud Deum: ecce concípies in útero, et páries fílium, et vocábis nomen ejus Jesum. Hic erit magnus, et Fílius Altíssimi vocábitur, et dabit illi Dóminus Deus sedem David patris ejus: et regnábit in domo Jacob in ætérnum, et regni ejus non erit finis.» Dixit autem María ad Angelum: «Quómodo fiet istud, quóniam virum non cognósco?» Et respóndens Angelus, dixit ei: «Spíritus Sanctus supervéniet in te, et virtus Altíssimi obumbrábit tibi. Ideóque et quod nascétur ex te Sanctum vocábitur Fílius Dei. Et ecce Elísabeth cognáta tua, et ipsa concépit fílium in senectúte sua: et hic mensis sextus est illi, quæ vocátur stérilis: qui non erit impossíble apud Deum omne verbum.» Dixit autem María: «Ecce ancílla Dómini, fiat mihi secúndum verbum tuum.»
Offertory: Isaias xxxv: 4
Confortamini, et iam nolite timere: ecce enim Deus noster retribuet iudicium: ipse veniet ut salvos nos faciet.
Secreta:
Accepta tibi sint, quǽsumus, Domine, nostra jejunia: quae et expiando nos tua gratia dignos efficiant, et ad sempiterna promissa perducant.  Per Dominum
Communio: Isaias vii: 14
Ecce Virgo concípiet, et páriet fílium: et vocábitur nomen ejus Emmánuel.
Postcommunio:
Salutáris tui, Dómine, m£nere satiáti, súpplices deprecámur: ut, cujus lætámur gustu, renovémur efféctu.